« Textos »

Honrar a los Padres:
Un camino hacia la Autosanación


Basado en mi experiencia de participación en cientos de Constelaciones Familiares en estos últimos años, ya sea como coordinador, participante o haciendo mi propia Constelación, he llegado a la siguiente conclusión: “Es muy difícil vivir una vida plena sin tener el apoyo y la fuerza de los Padres ”... La imagen sana que corresponde a esta frase, es tener a los 2 Padres a espaldas de uno, mientras uno va hacia delante a tomar la Vida”... Algo tan simple y sin embargo la mayoría de los seres humanos conciente o inconscientemente están enfrentados a sus Padres...

Lo que atraigo a mi Vida, está relacionado con “hacia donde estoy mirando”, si en mi espacio interno estoy mirando a mis padres (puede ser por muchas razones, entre ellas, porque no estoy dispuesto a soltar mi enojo, o porque me da cierta seguridad, mi futuro estará teñido de su energía.

¿Por qué es difícil Honrar a los Padres? (aunque parezca algo tan simple). En mi vivencia personal hay un paso previo para poder lograrlo.. Este paso lo constituye el proceso de Integrar y Trascenderlos... Para un niño, Papá y Mamá son grandes Dioses, más allá de lo que hagan o dejen de hacer, y él está totalmente permeable a ser influido por ambos...

Trascender a los Padres es un proceso de ocupar mi lugar en el mundo, discriminando cuáles son las voces de Mis Padres que hablan en mí, de mi propia voz...

Muchas veces nos convertimos en clones de ellos, y es probable que decidamos alejarnos físicamente de ellos, convencidos de que “por fin somos libres”, para darnos cuenta, al tiempo, que los estamos cargando sobre nuestros propios hombros...
Inconcientemente, como Padres, depositamos nuestros temores y nuestros desequilibrios sobre nuestros hijos, es probable que el fin último sea protegerlos, pero en verdad los estamos coartando y limitando...

¿Cómo se trasciende e integra a los Padres?
Antes de entrar en la respuesta vale una aclaración: en un momento dado de la vida, a medida que el niño va creciendo, lo que va influyendo más dentro de la persona son sus Padres Internos (los aspectos de los formados en los primeros años de Vida) que sus Padres físicos.... Por ejemplo, si alguien está a un paso de lograr un gran triunfo en su vida, e internamente escucha: “ojo, el éxito es peligroso”...

¿de dónde viene esa voz?, seguramente haya que ir a buscarla a su infancia...
Para poder trascender a mis Padres Internos (formados por las voces de mis dos Padres), el primer paso es distinguir sus voces dentro mío, este es un proceso de auto observación bastante minucioso y objetivo... En mi caso me ayudo muchísimo una experiencia con el Dr Richard Moss, quien nos propuso durante una semana analizar exhaustivamente cuáles eran las opiniones de nuestros padres acerca de muchos temas puntuales (dinero, estudio, trabajo, pareja, sexo, religión, etc) y relacionar esas opiniones con las nuestras propias... En la mayoría de los casos concluíamos que nuestras opiniones prácticamente no existían...
El segundo paso una vez que me doy cuenta de sus voces, es tomar la decisión de trascenderlas. Para ello tengo que invocar a toda mi fuerza propia para iniciar el camino hacia mi mismo...

Este proceso de trascender, según mi opinión, es muy difícil hacerlo solo. Necesito de otro (debidamente preparado) que me facilite este darme cuenta, y me ayude a conectar con las emociones más profundas donde están arraigados esos mensajes limitantes, y de ahí extraerlos de mis células...

Para poder extraer esos mensajes de mi interior, tengo que sobrellevar “el sentimiento de culpa” que resulta de ponerle límites a mis propios Padres...

En este punto hago mención a una técnica valiosísima para poder discriminar y hacer la separación: “Cortando los lazos que atan” canalizado por la terapeuta Phyllis Kristal, donde en un espacio interior cada uno tiene la capacidad de recuperar su propio espacio y le devuelve a la persona con la que está haciendo el ritual del corte (en forma virtual) todas las proyecciones generadas en su interior, que ya, hoy en día, no la representan más...

He tenido experiencias personales con Rhea Power o Kabir Jaffe (Instructores a quienes siempre les estaré agradecido) quienes han facilitado la posibilidad de encontrarme en un espacio interno (o teniendo algún representante como sustituto) frente a mis padres y poder dejar salir toda mi emoción, expresando muchas cosas guardadas, permitiendo sanar ese espacio interno.
Reconozco que en mi vida he estado muy apoyado por las personas adecuadas en cada momento. También es cierto que yo estaba disponible de hacer mi proceso interno...

He recibido en mis talleres a mucha gente muy enojada con sus Padres, pero a la vez no se permiten reconocerlo... Al poco tiempo de indagar, toda esta emoción sale disparada como un volcán en erupción...

En el momento que las voces internas de mis Padres internos van disminuyendo, puedo iniciar el siguiente proceso: HONRARLOS...
Para poder honrarlos, en primer lugar tengo que poder correrme de lugar, en forma vulnerable y humilde bajo mi cabeza frente a ellos, entregándome como el hijo y aceptando que ellos son los Grandes... El mero hecho de haberme dada la Vida es motivo suficiente para esta honra... Es ahí donde puedo comenzar a hacer el “movimiento” de darme vuelta y mirar a la Vida enfrente mío, teniendo a ambos Padres apoyando a mis espaldas...

En mi opinión, esto también es un proceso. No alcanza con hacerlo solo una vez en un contexto determinado y listo, es una actitud diaria, de exhalar y darme como hijo, e inhalar y tomar a mis Padres...
Si uno no puedo completarse como hijo, difícilmente podrá completarse como Padre...
No hay casualidades en el Universo, “Todos tenemos los Padres que necesitamos”, más allá de las historias personales, no hay errores...

Muchas veces, dentro de una Constelación Familiar llego a un punto en donde la persona se encuentra ante el desafío de soltar su enojo hacia sus padres o seguir manteniéndolo en él, y les aseguro que es un proceso lleno de dolor, donde a veces no se puede soltar, porque ese enojo le ha dado identidad durante muchos años, le ha justificado muchas frustraciones y porque además si lo suelta tendría que soportar un vacío interno que genera mucha angustia... Como constelador respeto la decisión de alguien que no está dispuesto a soltar, sé que igualmente un movimiento se ha producido y confío en la sabiduría del Universo para escoger los momentos adecuados para cada persona para dar su “salto”...

¿Qué sucede cuando alguien no ha conocido a sus Padres? No importa, ya que este proceso significa una actitud interna propia mía de Tomar a mis Padres (que sería en un paso posterior la posibilidad de Tomar la Vida).
En una Constelación Familiar, los muertos tienen un lugar muy importante en el sistema... y lo tienen más allá que sus integrantes intenten (por dolor o por otros motivos) dejarlos en el olvido...

En resumen, en la Vida nacemos como alumnos de dos Grandes Maestros: Mamá y Papá. Estos Maestros, conciente o inconcientemente, significan la gran Prueba para nosotros. Si podemos trascender sus aspectos limitantes y después honrarlos estamos en condiciones de poder Tomar toda la Vida que se nos abre delante nuestro como una gran oportunidad... Es obvio que cuando uno inicia este proceso de Autosanación, la relación con los Padres físicos va transformándose, porque todo está en un nuevo movimiento...

Finalizo con una frase (no recuerdo su Autor) que marcó toda mi vida e influye en mi día a día: “NADA HA CAMBIADO, TAN SOLO MI ACTITUD, PUES ENTONCES TODO HA CAMBIADO”.

Daniel Zalzman